Claves para un cambio que produzca mejora educativa

Claves para un cambio que produzca mejora educativa

En su último libro, Viviane Robinson (2022), una experta internacional en el ámbito de la dirección escolar y el desarrollo organizacional, se hace la pregunta sobre si el cambio en educación necesariamente comporta una mejora. Obviamente esto no es así, ya que todos hemos experimentado programas que han conseguido un cambio en nuestra entidad educativa (de metodologías y maneras de hacer, de burocracia, de tecnología, en definitiva, de ciertos hábitos) pero no necesariamente ese cambio ha mejorado ni las prácticas docentes, ni la cultura interna ni, sobre todo, los resultados en el aprendizaje del alumnado.

Para que realmente haya mejora continua en educación (que finalmente es el alma de cualquier sistema de calidad, así como de los proyectos de innovación o transformación) se deben cumplir algunas características en las intervenciones educativas.

A continuación, se ofrecen algunas de las más importantes centradas en entender los porqués para poder desarrollar un cómo, que puede servir para la reflexión sobre los proyectos que ya están en marcha, ya sea a nivel de un aula o a nivel de toda una entidad educativa:

  1. Antes de cambiar las prácticas, hay que entender las prácticas que se quieren cambiar. Por eso, toda intervención educativa exitosa se preocupa primero de investigar el terreno que pisa y luego ya de innovar. Además, dicha investigación diagnóstica no puede solo abarcar la disposición hacia dicha innovación o las competencias actuales para llevarla a cabo, sino que debe extenderse a todos los aspectos que juegan un papel relevante para que dicho cambio realmente comporte una mejora, es decir, las creencias de los agentes educativos, la cultura interna, el liderazgo, la comunicación, así como la organización y gestión.
  2. Contrastar la teoría de la acción del líder (o equipo de líderes) con la teoría de la acción del cuerpo docente (diálogo de compromiso). La teoría de la acción se refiere a los supuestos o creencias consistentes con las acciones que se desarrollan. En este sentido, lo que mueve a un líder puede ser muy diferente de aquello que mueva a un docente, y esto puede poner en riesgo que el cambio realmente produzca mejoras. Por eso es tan importante darse el tiempo de dialogar mediante diferentes momentos y dinámicas, para llegar a una construcción colectiva de las teorías detrás de las acciones a implementar. Solo cuando ambos perfiles miran hacia el mismo horizonte, puede darse una verdadera mejora. Hay que evitar la trampa de la consulta superficial y participar de un diálogo profundo entre los diferentes valores, creencias y acciones para llegar a una teoría de la acción codiseñada y compartida, que se mantenga en el tiempo.
  3. De nada sirve un buen programa, metodología o tecnología para la innovación si se ignoran las creencias, valores y condiciones materiales de los docentes. En cualquiera de estos casos se generan las resistencias consistentes con estos hechos ignorados.
  4. En cambio, al averiguar lo que sustenta las prácticas actuales del profesorado es posible ayudar a integrar las nuevas prácticas en un repertorio complejo de la práctica personal docente, así como de la colectiva. No se trata tanto de cambiar la práctica, sino de integrar lo nuevo con aquello que ya se realiza. Ahora bien, Integrar requiere una mezcla de la triple “A”: abandonar, adaptar y adoptarprácticas.
  5. Finalmente, para que esta integración funcione, entra en escena el perfil de salida del alumnado (PSA). El PSA debería ser el primer consenso y construcción colectiva realizada por parte de toda la comunidad educativa. El objetivo del PSA es que sirva de brújula moral para tomar decisiones y para poner a prueba los cambios para ver si producen mejora (en esos aprendizajes del alumnado que se pretenden conseguir al terminar la formación).

Referencias:

Robinson, V. (2022). ¿Cambiar la escuela o mejorarla? Lectio Ediciones.

Si quieres estar informado sobre nuestras más recientes publicaciones, no olvides suscribirte a nuestra newsletter.

 


El Instituto Escalae para la Calidad de la Enseñanza-Aprendizaje, es una institución privada internacional comprometida con la investigación y desarrollo de soluciones para garantizar la innovación pedagógica sostenible y la transformación educativa positiva.
Dedicamos nuestros esfuerzos, desde el 2005, a desarrollar herramientas tecnológicas, procesos de trabajo y material específico para garantizar la mejora continua de los procesos pedagógicos y organizativos, además de acompañar a las entidades educativas en su transformación y a los docentes en su desarrollo profesional, de forma positiva.
Conoce más sobre el Instituto Escalae y nuestras investigaciones. ¿Estás interesado en nuestras soluciones educativas? Contacta con nosotros: info@escalae.org